Alquilan un piso del que ya no eran propietarios a una familia ignorante

En la ciudad de Dos hermanas (Sevilla), una familia la cual estaban pasando por uno de sus peores momentos, la trágica muerte de un familiar cercano y amado, como es una madre o abuela,  motivo por el cual se mudaban, cerca del esposo de la fallecida, para poder ser atendido y no estar solo en estos duros momentos.

La familia alquila el piso en una de las calles de dos hermanas a escasos metros de la casa del familiar (padre y abuelo), con todo su dolor justificado en esos momentos empiezan la mudanza, daba igual si la vivienda era mejor o peor, más bonita o más fea, solo importaba la cercanía y el precio para poder mantenerla.

Empiezan una nueva vida en aquel piso de salón, cocina, 2 baños y 3 habitaciones. Un día cualquiera después de unos 4 meses viviendo allí y pagando mensualmente la renta como cualquier otro ciudadano, llega una mujer, toca el timbre y atiende la puerta la única persona que estaba en casa en esos momentos, la hija mayor. Cuando abre y ve a una desconocida con una carta preguntando por una persona a la que no conocía, disculpe esa señora no vive aquí fue su respuesta, en lo que la señora le dice si si vive aquí, lógicamente esta muchacha que le atiende, la hija mayor de la casa le dice que se  esta confundiendo, pues ahí solo viven ellas y ninguna recibe ese  nombre, lo que esta señora le dice que le entregue la carta porque tiene un mes para desalojar el piso,sino la echaban a la calle. Al cerrar la puerta, la hija extrañada llama a la madre y le dice lo que a sucedido, básicamente por si era la antigua inquilina y podían avisarle, ya que no entendían de que se trataba,entonces la madre le dice pues yo creo que es la casera,se lo voy a decir, se dirige a llamar a la casera la cual era la propietaria de la vivienda y a su vez dueña de la inmobiliaria Inversiones Mira Mar la cual trabajaban, le comenta que le a llegado una carta y lo que le han dicho, viendo que la explicación que recibía no era muy fiable decide llamar a la hija y decirle que abra la carta y mire el número de teléfono que le dijo la mujer que se la entregó, que se encontraba en ella. Encontrándose con la sorpresa gracias a la llamada telefónica que hizo, la cual le comunican que el piso es de el banco, por lo que la familia estuvo pagando un alquiler a unos supuestos propietarios, sin serlos, porque el banco ya se había apropiado de ese piso por no ser pagado, quedándose estos estafadores con el dinero que recibían mensualmente, sin ni siquiera entregarlo al banco y dejando a esta familia en la calle sin culpa alguna.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *